“Timelapses” por el mundo

 

¿Qué es un “timelapse”? Es la técnica de fotografiar un entorno concreto en serie durante largo tiempo y mostrar después las imágenes con rapidez. Así se hacen perceptibles cosas que no se suelen notar porque suceden a velocidad muy lenta. Por ejemplo, cómo crece una seta.

Se están extendiendo cada vez más para mostrar el latido de las ciudades. Este vídeo de Shangai llega vía la corresponsal en China Esperanza Calvo:



Hay otro conocido timelapse de Barcelona (su autor tuvo problemas con la policía para tomar las 24.000 fotos que lo componen). Una muestra mayor: Los mejores timelapses de 2012.

¿Sirven para algo? ¿Son inútiles? ¿Es necesaria la poesía?

Sobre todo los impulsan con objetivos estéticos y uno puede disfrutar de ellos sin más, como en estos timelapses de África. Pero también permiten explicar procesos complejos, especialmente combinados con la infografía: este vídeo de la NASA evidencia los estragos del cambio climático (hay más ejemplos de interés científico en Microsiervos). Me sorprende que en periodismo internacional no se usen más con ese fin: contextualizar, sintetizar. Hay una propuesta que muestra día a día los avances de las tropas en la Segunda Guerra Mundial, esta de abajo puede servir para entender mejor una información sobre explosiones nucleares en el mundo…


 

Quizá pudieran extraerse conclusiones de un timelapse a la puerta de la Casa Blanca. O a la entrada de un partido político. O enfocando a los asientos de un Parlamento.

Más seriamente, ¿podrían ayudarnos por ejemplo a comprender y gestionar mejor los flujos de refugiados en puntos conflictivos?